Seth Apfel tiene licencia para ejercer en Arizona, en la Corte de Distrito de los Estados Unidos y en la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito. El Sr. Apfel está completamente dedicado al trabajo de defensa criminal y derechos civiles. Antes de asistir a la facultad de derecho, pasó más de diez años en la junta directiva de una importante organización de derechos civiles dedicada a luchar por los derechos constitucionales de las personas y presionó a la Legislatura del Estado de Arizona para luchar por los derechos de los Arizonenses.

 

El Sr. Apfel se graduó de la Facultad de Derecho James E. Rogers de la Universidad de Arizona. Mientras cursaba la facultad de derecho, recibió varios premios, incluyendo los premios al mejor argumento y al mejor resumen jurídico para el simulacro de práctica para la Corte  de apelación, y la mejor nota de investigación publicada por su artículo sobre mala conducta de la fiscalía. Desde que se graduó de la facultad de derecho, el Sr. Apfel ha manejado miles de casos de delitos graves, que involucran cargos que van desde el asesinato hasta la posesión de marihuana, delitos peligrosos contra niños hasta DUI, delitos con armas, tiroteos y delitos de pandillas. El Sr. Apfel también tiene una experiencia considerable en asuntos administrativos, ya que pasó más de una década en el negocio de las inversiones antes de ingresar a la facultad de derecho.

 

El Sr. Apfel fue personalmente responsable de que se declarara inconstitucional un estatuto de pandillas y continúa luchando contra otros estatutos de pandillas injustos y leyes injustas en Arizona. El Sr. Apfel ha ganado decisiones en la Corte Suprema de Arizona y la Corte de Apelaciones de Arizona, donde luchó con éxito para limitar la capacidad del gobierno de imponer condiciones injustas a las personas acusadas de un delito y en espera de juicio, para evitar que la corte de extender arbitrariamente el período de prueba de una persona, y detener las prácticas abusivas relacionadas con los estatutos de pandillas. También ha argumentado ante la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito en San Francisco. Ha litigado cientos de asuntos, desafiando la constitucionalidad de estatutos, registros e incautaciones, violaciones de los derechos de asociación y expresión de los acusados, oportunidades inadecuadas para que los acusados ​​sean escuchados, y mucho más. En 2017, recibió el premio Rising Star, que reconoce el desempeño excepcional de un abogado. Fue la primera persona en recibir nominaciones para el premio de varios condados.