Vanessa Silva es abogada asociada en Maria Jones Law Firm. La Sra. Silva nació y se crio en Phoenix. Su padre emigró de México a los Estados Unidos en la década de 1970 con la esperanza de trabajar y mantener a su madre y sus hermanos a quienes había dejado atrás. Poco se iba imaginar que conocería al amor de su vida aquí en los Estados Unidos y tendría una familia propia. Fue a través del esfuerzo duro, sangre, sudor y lágrimas de los padres de la Sra. Silva que ella utilizó como combustible para motivarla personal y educativamente a convertirse en una graduada universitaria de primera generación, graduarse de la escuela de derecho y ser una abogada.

Desde niña, la Sra. Silva sabía que, al menos en su mente, sólo había tres opciones para una carrera exitosa que le permitiría ayudar a su familia a través del tiempo: de abogada, médico o chef de restaurante. La Sra. Silva exploró las tres opciones y desarrolló un amor por las tres profesiones. La madre de la Sra. Silva trabajó en el sector público para el gobierno, lo que desencadenó su verdadero amor y pasión por la ley. Impulsada por la necesidad y el deseo de marcar la diferencia y ayudar a los demás, se centró en su camino desde que era una niña para hacer realidad su sueño, convirtiéndose en abogada.

La Sra. Silva asistió y obtuvo su Licenciatura en Ciencias en Criminología y Justicia Penal con una doble licenciatura en español y sociología de la Universidad Northern Arizona en Flagstaff, Arizona. La Sra. Silva es una orgullosa Lumberjack y todavía lleva a N.A.U. dentro de su corazón.

Al ingresar inicialmente a la escuela de derecho, la Sra. Silva estaba decidida a convertirse en abogada de derecho de familia o fiscal. Sin embargo, “uno hace un plan y Dios se rie.” Esta cita evidentemente ha sido cierta en la vida de la Sra. Silva. La Sra. Silva asistió y se graduó en la Arizona Summit Law School en mayo de 2018. No muy segura de lo que le esperaba, estudió y pasó la barra de abogados y obtuvo su licencia en el estado de Nuevo México en septiembre de 2019. La Sra. Silva redactó, revisó y editó contratos para una compañía internacional con sede en Phoenix, Arizona. Al mismo tiempo que disfrutaba de ese trabajo, pero era sólo ‘un trabajo’. Fue en ese momento que la Sra. Silva se dio cuenta de que esta no era la carrera para ella y necesitaba volver a la razón inicial por la que comenzó la escuela de derecho, para ayudar a la gente y hacer una diferencia en las vidas de las personas de su comunidad.

Impulsada por el camino de su padre por convertirse en ciudadano de los Estados Unidos, la Sra. Silva comenzó su carrera en la ley de inmigración. La Sra. Silva ha descubierto que practicar la ley de inmigración la ha cumplido sus sueños de muchas maneras que ya no puede imaginar una vida sin ejercer la ley de inmigración. El objetivo de la Sra. Silva es seguir ayudando y trabajando para que las familias permanezcan juntas, luchando y abogando por sus clientes. A la Sra. Silva le gusta hornear, cocinar, jugar juegos de mesa, ver series en Netflix y pasar tiempo con las personas que le dan su propósito; su cónyuge, sus dos bebés peludos (sus mascotas) y la familia.